taxi de madrid al aeropuerto | tarifas taxis de madrid | reservas de taxi on-line | calcula el precio de un taxi | taxis planificados en madrid | trayectos de taxi a medida
taxi madrid aeropuerto
Contacta | Servicios | Reservas | Tarifas | Presupuestos | Preguntas | Empleo | Publicidad | Aviso legal | Mapa | Inicio
oropesa

El Castillo de Oropesa se alza a 120 kilómetros de Toledo, en el confín occidental de la provincia, bien visible desde la carretera de Extremadura (N-V). En realidad, habría que hablar de castillos, en plural, pues son dos, uno construido al lado del otro: el viejo (siglo XII), del que se conserva una torre árabe, y el nuevo (siglo XV), con torre del homenaje y patio de armas. Parte de sus dependencias las ocupa hoy el Parador de Turismo.

A los pies del castillo, se derrama el blanco caserío de Oropesa, con sus recias viviendas y amplias calles. Aquí destacan, por su monumentalidad, el Colegio (siglos XVI-XVII), la iglesia jesuita de San Bernardo (siglo XVII), la Puerta de la Muralla (siglo XV) y la neomudéjar Casa del Reloj.

A 2 kilómetros al oeste de Oropesa está Lagartera, pueblo célebre por su tradición artesana del bordado: trajes regionales, manteles y tapices de seda. Y a 13 kilómetros al sur, por la carretera CM-4100 (Oropesa-Guadalupe), se halla la localidad de El Puente del Arzobispo, con su bello puente gótico de 11 ojos sobre el río Tajo. Más de 60 alfares elaboran aquí una cerámica muy apreciada por su factura tradicional -existen incluso varios hornos árabes todavía en funcionamiento-, con una decoración característica en color verde-cobre. Entre ellos destacan, por la originalidad de sus piezas, el taller de los hermanos Zabala y el de de Gabriel de la Cal.

Ocho kilómetros después de El Puente del Arzobispo, en la misma carretera CM-4100, se encuentra indicado el desvío a Navalmoralejo y, justo enfrente, sin más señal que una flecha negra, la pista de tierra que lleva en cinco kilómetros hasta las ruinas de la Ciudad de Vascos, una medina musulmana que fue misteriosamente abandonada en el siglo XI. Mil metros de murallas abrazan los restos de la altiva alcazaba, la mezquita, los baños, las curtidurías y las casas donde llegaron a vivir 3.000 personas. El recorrido por esta ciudad-fantasma debe completarse visitando el centro de interpretación que hay instalado en el mismo pueblo de Navalmoralejo.
taxi madrid aeropuerto