taxi de madrid al aeropuerto | tarifas taxis de madrid | reservas de taxi on-line | calcula el precio de un taxi | taxis planificados en madrid | trayectos de taxi a medida
taxi madrid aeropuerto
Contacta | Servicios | Reservas | Tarifas | Presupuestos | Preguntas | Empleo | Publicidad | Aviso legal | Mapa | Inicio
el escorial

A 50 kilómetros al noroeste de Madrid, en la soleada falda de la sierra de Guadarrama, el Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial se asienta en torno al gigantesco Monasterio que Felipe II mandó construir para conmemorar la victoria que su ejército obtuvo sobre el francés en la batalla de San Quintín el 10 de agosto de 1557, día de San Lorenzo, de ahí que su planta tenga forma de parrilla en recuerdo del martirio que sufrió el santo.

Juan Bautista de Toledo, que inició las obras en 1563, y Juan de Herrera, que las remató en 1584, fueron los artífices de esta mole descomunal de granito cuyo cuerpo principal mide 208 metros de largo por 162 de ancho y cuyos mayores atractivos para el visitante son: los Palacios -suntuoso el de los Borbones, sobre todo si se compara con la austeridad cartujana de la alcoba donde murió Felipe II en 1598-; la Basílica -con cúpula de 90 metros de altura y retablo de 30-; los Panteones -donde están enterrados la mayor parte de los reyes de España desde Carlos V-; la Biblioteca -que guarda el Códice Virgiliano, los manuscritos de san Agustín, las Cantigas de Alfonso X el Sabio, los textos árabes que no quemó Cisneros..., en total, 40.000 volúmenes colocados de pie, disposición novedosa para la época, pero con los lomos hacia dentro, por razones de conservación- y los Nuevos Museos, en cuyas ocho salas se codean los grandes maestros de los siglos XV, XVI y XVII, como El Bosco, Van der Weyden, Veronés, Tintoretto, Bassano, Ribera, Velázquez, Zurbarán, Valdés Leal y, por supuesto, El Greco, cuyo Martirio de San Mauricio preside la sala séptima pese a que, según las crónicas, no le gustaba mucho a Felipe II.

La visita al Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial se completa con la Casita del Príncipe, diminuta pero repleta de obras de arte, y el Real Coliseo de Carlos III, ambos proyectados por Juan de Villanueva.
taxi madrid aeropuerto